Menu

logo nano

Imprimir

Los Cementos Molidos en los molinos verticales de rodillos cumplen con las exigencias de calidad del mercado

Escrito por Fueyo Editores en . Publicado en : Artículos / Áridos

Cementos Molidos en molinos verticales de rodillosPara la producción de cemento es típicamente necesario moler por separado tres tipos diferentes de materiales: el crudo y el carbón antes del horno, y el producto final de cemento una vez se ha completado el quemado y se ha enfriado el clinker. Echando la vista atrás hasta hace más de un siglo, los sistemas de molinos de bolas se utilizaban en las tres etapas del proceso, pero el desarrollo de los molinos verticales de rodillos (VRMs) más eficientes que los de bolas ha llevado a su reemplazo.

Artículo de Ing. Dipl. Th. Fahrland; Dr.-Ing. K.-H.Zysk; Loesche GmbH; Dusseldorf, Alemania

Los molinos verticales de rodillos en un principio estaban enfocados en la molienda de carbón y crudo, pero más recientemente, a finales de los noventa, se han introducido también en la molienda de cemento, donde las necesidades de molienda son para un producto más fino. La razón principal del retraso de la llegada de la tecnología VRM en la molienda de cemento era la preocupación que tenían los productores en que la calidad del producto no alcanzara las exigencias del mercado, especialmente en tres factores clave: el consumo de agua, la evolución de resistencias y los tiempos de fraguado.

Sin embargo, durante los pasados 15 años se ha podido demostrar que estas preocupaciones eran infundadas y que la calidad del cemento obtenido con los VRM es tan buena o incluso en algunos casos mejor que el producido en un molino de bolas. En consecuencia, la mayoría de los principales productores mundiales de cemento ahora utilizan sin dudar los molinos verticales de rodillos para la molienda de cemento.

1.INTRODUCCIÓN

No hay duda que los molinos verticales de rodillos como el molino Loesche ofrecen ventajas significativas sobre los molinos de bolas en relación de eficiencia energética.

Como se señaló en una reciente publicación (1) el consumo especifico de energía de los molinos de bolas es mayor que el de los molinos verticales de rodillos (VRM) en un factor que varía entre 1.5 y 2 dependiendo del grado de optimización del molino de bolas.

Cementos Molidos en Molinos Verticales de RodillosEn la Figura 1 se ilustra este aspecto,y también se muestra el incremento del beneficio energético que se puede obtener con un molino vertical de rodillos en la medida que aumenta la finura específica medida según Blaine.

Básicamente, los molinos de bolas usan proporcionalmente más energía para producir un producto molido más fino que los VRMs, y mientras que el consumo de energía en los molinos verticales de rodillos es obvio que también aumenta con la finura, lo hace de forma bastante menos rápidamente. De hecho, así como la eficiencia energética es significativa cuando se utiliza un VRM para la molienda de OPC, este beneficio es incluso mayor en el caso de la molienda de escoria de alto horno que es más difícil de moler, como se puede observar en la Figura 2.

Cementos Molidos en Molinos Verticales de RodillosUna vez demostrada la ventaja energética del concepto del VRM sobre el molino de bolas, el resto de este trabajo se centra en diversos aspectos sobre la calidad del cemento, con el objetivo de poner fin de una vez por todas a las ideas anticuadas y sin probar que el cemento de los VRM difiere de forma marcada del producto obtenido en sistemas con molinos de bolas tradicionales. El artículo analiza primero los diferentes sistemas de molienda disponibles en el día hoy para los productores de cemento, a continuación reflexiona sobre los supuestos problemas de calidad para demostrar que no son justificados ni válidos.

2. MÉTODOS DE MOLIENDA

Hoy en día los productores de cemento tienen posibilidad de utilizar diferentes sistemas para la molienda de cemento. Una lista completa de los métodos disponibles sin duda incluye los sistemas de molinos de bolas, los rodillos de alta presión en cada uno de los diferentes diseños y, por supuesto, en combinación con los molinos de bolas y los molinos verticales de rodillos (VRMs). Todos estos sistemas tratan el material a moler de forma diferente, varían de uno a otro en relación a la molienda que se necesite realizar para lograr las características deseadas. La Figura 3 ilustra esquemáticamente varios posibles diagramas de flujo alternativos utilizando VRMs y molinos de bolas.

Cementos Molidos en Molinos Verticales de Rodillos
Figura 3. Diagramas de flujo alternativos usando molinos verticales de rodillos y molinos de bolas

Centrándose en los molinos de bolas y los VRMs, la Tabla 1 muestra algunos parámetros comparativos de operación para los dos sistemas cuando son utilizados en la molienda de cemento. Se debe recordar que hay grandes diferencias en el mecanismo de molienda entre los VRMs y los molinos de bolas, en cuanto a cómo se produce la molienda, el tiempo de residencia, el nivel de remolienda y los factores de recirculación, entre otros.

En un VRM, la trituración se produce a través de fuerzas de presión y cizallamiento ejercidas a través de los rodillos de molienda. En los molinos de bolas, la trituración se produce principalmente por impacto, con las bolas de molienda que se elevan por la carcasa giratoria cayendo de nuevo sobre la carga y sobre otras bolas. También hay algo de fricción.

También hay una gran diferencia en cuanto al tiempo medio de residencia (tiempo que permanecen las partículas en el sistema de molienda antes de abandonar el separador como producto terminado). Incluyendo la molienda en el cuerpo del molino y la recirculación, el tiempo de residencia en un VRM es menos de un minuto, mientras que en un molino de bolas las partículas puede llegar a permanecer dentro del sistema de 20 a 30 minutos. Las partículas individuales de cemento serán molidas de una a tres veces en un VRM antes de llegar al separador, mientras que la molienda en un molino de bolas es virtualmente imposible de contar debido al mecanismo de molienda. Finalmente, mientras que en un molino de bolas se tendrá un factor de recirculación de 2 a 3, este se incrementa de 6 a 20 en un VRM, dependiendo de la fuerza de presión, la configuración de las herramientas de molienda, la molturabilidad del material y la finura del producto requerida. Las diferencias en todos estos parámetros de muestran en la Tabla 1.

Tabla 1. Comparativa de los parámetros de operación de los dos sistema de molienda de cemento.

Características Molino de bolas (circuito cerrado) Molino vertical de rodillos
Trituración por Impacto y fricción Fuerzas de presión y cizallamiento
Tiempo de residencia [min] 20 a 30 < 1
Aplastamientos antes de clasificación 1 a 3
Factor de circulación 2 a 3 6 a 20
Desgaste [g/t] -50 3 a 6

3. EXPONIENDO LOS TEMAS

El primer molino moderno de Loesche para la molienda de cemento y escoria fue el LM 46.2+2 y fue vendido en 1993 a Taiwan’sLuckyCement-Corp. y se puso en marcha en 1994, para la molienda de cemento de su planta de Pu Shin. Mientras que los productores de cemento estaban preocupados inicialmente porque la calidad del cemento producido no alcanzara las especificaciones del sus clientes, los resultados de las primeras instalaciones demostraron que las calidades del cemento eran en verdad aceptables para el mercado. Desde finales de los noventa, la mayoría de los productores de cemento cambiaron su preferencia a los sistemas de los molinos verticales de rodillos.

La preocupación de los productores se centraba en tres áreas específicas: que la producción de cemento en los VRM tuviera mayor demanda de agua para obtener una pasta manejable, que los tiempos de fraguado difirieran drásticamente y que la resistencia a la compresión sería menor en comparación con el mismo cemento producido con un molino de bolas. Las supuestas razones para estas inquietudes eran respectivamente: una más inclinada distribución de partículas, las diferentes formas de las partículas producidas en un VRM y una menor deshidratación del yeso. A decir verdad, desde entonces las experiencias de operación han demostrado concluyentemente que ninguna de estas preocupaciones está justificada, y que utilizando los VRM los productores de cemento cumplen en todos los aspectos con las exigencias del mercado.

4.DISTRIBUCIÓN DEL TAMAÑO DE PARTÍCULAS

La distribución del tamaño de partículas del cemento normalmente se representa mediante el conocido diagrama RRSB. La Figura 4 muestra las curvas de distribución de tamaño de partículas de los cementos producidos en los VRM y en los molinos de bolas. La inclinación de cada curva, la pendiente ‘n’, se mide en la posición de los parámetros que representa el diámetro de partícula en la que el residuo en términos de masa es un 36,8%. Un valor ‘n’ más alto origina una curva más inclinada mientras que cuanto más leve es la pendiente, más finas y sobre molidas son las partículas del producto final para un valor Blaine constante, medido en cm2/g.

Cementos Molidos en Molinos Verticales de RodillosLa Figura 4 muestra que ‘n’ en el sistema de molienda de cemento en VRM es más pronunciada que en el caso del cemento producido con el sistema de molino de bolas. Esto se debe a la mayor proporción de material fino (sobre molido) presente en el molino de cemento de bolas, que a su vez refleja el mayor número de impactos y la ineficiencia inherente de la molienda del molino de bolas.

En términos más generales, una distribución del tamaño de partículas en un sistema de molino de bolas, de circuito cerrado con separador de alta eficiencia de tercera generación, estaría entre 0,75 y 0,98. El sistema equivalente de molienda con VRM sería entre 0,.82 y 1,05. Estos rangos pueden diferir según el tipo de medidor láser utilizado.

En el pasado la preocupación era que la distribución del tamaño de partículas más inclinada del cemento producido con el VRM llevaría, por ejemplo, a un aumento de la necesidad de agua y a unas resistencias iniciales menores. Esto, por supuesto, podría producir problemas especialmente en la elaboraciónde hormigón prefabricado por su sofisticado proceso de producción en relación al ciclo y los tiempos de desencofrado.

Cementos Molidos en molinos verticales de rodillos
Figura 5. Parámetros de operación

La cuestión entonces era preguntarse por la razón de las diferentes pendientes en los diagramas de distribución de tamaño de partículas. Primeramente, y como se explicaba anteriormente, la diferencia proviene del diferente comportamiento de la molienda en el molino vertical y en el molino de bolas que mantiene el material dentro sistema de molienda entre 20 y 30 minutos antes de abandonar el separador como productofinal. Las partículas son impactadas repetidamente durante ese tiempo, y como resultado algunas partículas se muelen más de lo necesario. Por el contrario, en el sistema VRM la limitada cantidad de molienda sobre cada partícula antes de la separación, evita una sobre molienda innecesaria.

Sin embargo, si se necesita un producto similar de un sistema de molino de bolas existente, el VRM se puede ajustar para lograrlo. Como se muestra en la Figura 5, se pueden realizar ajustes en la presión de molienda, en la altura del anillo de retención, en el flujo de gas del molino, en la velocidad del rotor del separador, y para cementos con muy altos valores de Blaine, también en la velocidad de la mesa.

La Figura 6 muestra el efecto del ajuste de cada uno de estos parámetros en la pendiente de la curva de distribución de tamaño de partículas.

Cementos Molidos en molinos verticales de rodillos
Figura 6. Opciones de ajustes para obtener el producto deseado

Una mayor presión de molienda da como resultado una molienda más intensa con un material más fino, y por tanto a una distribución de partícula más aplanada. La altura del anillo de retención hace que el material permanezca más tiempo en la mesa de molienda, y a una mayor molienda por ciclo. Esto de nuevo da como resultado una mayor finura y una distribución del tamaño de partícula más tendida. Además, se puede ajustar el flujo de aire y los parámetros del separador para conseguir un producto con las características deseadas.

La prueba de trabajo llevada a cabo en 2009 en la planta de Montalieu (Francia) del grupo Vicat, ha probado de forma concluyente que con estos ajustes se han conseguido a los resultados deseados. El estudio consistió en llevar a cabo al mismo tiempo la molienda de un mismo cemento en un sistema cerrado de con molino de bolas y en una planta de molienda con un molino Loesche LM 53.3+3. La Figura 7 muestra algunos resultados de este proyecto, que confirman que los parámetros de posicionamiento, la pendiente de la distribución de tamaño de partículas y la finura del producto de ambos cementos son exactamente los mismos. Además, la demanda de agua de ambos cementos para crear una pasta de cemento con una consistencia estándar es la misma, reflejado por la misma pendiente ‘n’, parámetros de acotado y valores Blaine. Esta prueba ha demostrado de forma práctica que no hay diferencia en las propiedades del material molido con diferentes mecanismos de molienda.

Cementos Molidos en molinos verticales de rodillos

5. CONSIDERACIONES SOBRE LA FORMA DE LAS PARTÍCULAS

La forma de las partículas ha sido otro tema sobre la cual el molino vertical de rodillos ha sido sometido a escrutinio. Se sugería que las partículas de cemento provenientes del molino de bolas siempre eran mucho más esféricas que las que se obtenían en un VRM, las cuales eran más planas y alargadas. Esto de nuevo, junto con el tamaño de partículas menos fino, daría como resultado una mayor demanda de agua para la fabricación de la pasta de cemento.

La redondez o circularidad de las partículas puede determinarse a través de medios ópticos como análisis de imagen. Dentro de esas mediciones, la forma de la partícula se cuantifica con valores entre 1 y 0. El valor 1 indica que la partícula es perfectamente esférica, y según se acerca el valor a 0 se entiende que hay un elevado alargamiento, superficies poligonales.

Cementos Molidos en molinos verticales de rodillosLa Figura 8 ilustra la distribución del tamaño de partícula de un cemento con una finura de aprox. 4.100 g/cm2 según Blaine. Esto muestra que para este cemento en particular la partícula más pequeña es de aprox. 0.1 μm y la partícula más grande es de 52 μm. En general, hay una amplia variedad de cementos que son molidos a diferentes finuras, las partículas más grandes suelen ser de entre 45 y 55 μm.

Adicionalmente, el 95% de las partículas de cemento están por debajo de 45 μm, dependiendo de nuevo de la finura del producto final y de la pendiente de la curva de distribución de tamaño de partícula.

Durante las pruebas llevadas a cabo por el VDZ como Instituto Alemán de Investigación del Cemento, se compararon las formas de las partículas producidas a través de diferentes sistemas de molienda. En la Figura 9 se puede observar un gráfico de las formas de las partículas de cemento provenientes de rodillos de alta presión, molinos de bolas y molinos verticales de rodillos, el tamaño de las partículas se muestra en el eje “x” y la redondez en el eje “y” [2].

De este gráfico se deduce claramente que no existe una diferencia significativa en la forma de las partículas del cemento producido a través de estos tres sistemas diferentes de molienda, solo en las partículas de un tamaño alrededor de 58 μm es donde la forma comienza a no coincidir. Sin embargo, esta partícula raramente se encuentra en la mayoría de los diferentes tipos de cemento, y cuando aparece solo lo hace en proporciones muy pequeñas, por lo que no tiene gran influencia en la demanda de agua, resistencias iniciales u otros factores.

Cementos Molidos en molinos verticales de rodillos

6. OPTIMIZACIÓN DE LA DESHIDRATACIÓN DEL YESO

El yeso se agrega al cemento para que actúe como regulador del fraguado, eligiendo la cantidad y tipo de yeso adecuado en función de su solubilidad y del Clinker usado. El fabricante calculará la proporción correcta y tipo de sulfato a utilizar a través de la optimización del producto a fin de alcanzar correctamente los requisitos óptimos.

El calor es introducido en el molino y los gases calientes calentaran el cemento, con la deshidratación parcial del yeso para convertirlo a hemihidrato, llamado yeso cocido. Mezclado con el agua, el yeso hemi-hidratado se disuelve mejor que el yeso sulfato cálcico, así la dilución es más reactiva en la regulación del fraguado del cemento. La deshidratación parcial es buscada en el proceso de molienda, pero si se produce en exceso o por debajo de cierto valor, puede provocar un comportamiento de falso fraguado. Esto se traduce en problemas para la manipulación de la pasta de cemento.

Como el tiempo de permanencia en un molino de bolas es entre 20 y 30 veces mayor que en un molino vertical de rodillos, el cemento es expuesto a una atmósfera de gas caliente mucho más tiempo. Además, para moler la misma cantidad de cemento el molino de bolas utiliza mucha más energía que el molino vertical de rodillos, con esta energía se produce un calentamiento adicional del material. Por este motivo, en un molino de bolas que opera sin un sistema de enfriamiento por agua la temperatura de las partículas a la salida de molino es normalmente de unos 30ºC más que en molino vertical de rodillos.

Por lo tanto, si la misma muestra de cemento se muele en ambos molinos, la pasta obtenida del cemento molido en un molino vertical de rodillos mostrará diferentes comportamientos en el fraguado y en las resistencias iniciales durante el endurecimiento. Esto se debe a que en el sistema de mollino de bolas el yeso es secado más intensamente, dando como resultado la formación de más hemi-hidrato y por tanto mayor cantidad de sulfato soluble.

Por supuesto, cada puesta en marcha de un molino requiere una optimización del sistema, incluyendo ajustes en la cantidad de yeso y otros aditivos necesarios para conseguir los correctos valores de comportamientos en fraguado y resistencias iniciales. Esto mismo es de aplicación cuando se cambia de un molino de bolas a un molino vertical de rodillos, cuando el operador necesita aumentar ligeramente la proporción de yeso en el cemento, o sustituir el yeso sulfato cálcico por hemi-hidratado o anhidrita para incrementar la solubilidad.

El mismo comportamiento de fraguado, es decir mismo tiempo de fraguado y desarrollo de resistencias.

Otras medidas de optimización incluyen el aumento de la temperatura a la salida del molino y/o la reducción del contenido de humedad del flujo de gases del molino, ambas medidas mejoran el proceso de secado del yeso adicionado. Como se resume en la Figura 10, estos son procedimientos estándar para la optimización del proceso que también pueden ser utilizados para asegurar que el cemento producido en los molinos verticales de rodillos tenga los mismos parámetros de tiempo de fraguado y desarrollo de resistencias iniciales que los producidos en molinos de bolas. En parte es cierto que el cemento producido en un molino vertical tiene una menor deshidratación del yeso pero esto se puede ajustado a través de una optimización estándar del proceso.

7. ANOTACIONES FINALES

La Tabla 2 muestra un resumen de los resultados obtenidos en los ensayos de molienda comparativa realizados en la planta de Montalieu, en Francia. Mientras que en las características claves tiene unos valores muy parecidos de distribución de tamaño de partícula, acotado de parámetros y finura según Blaine, los resultados muestran que el tiempo de fraguado de los dos cementos es el mismo. En ambos casos el fraguado comienza en aprox.125 minutos y finaliza a los 175 minutos. Además, la resistencia a la compresión y el desa rrollo de las resistencias iniciales, medido a los 2, 7 y 28 días, son básicamente exactamente las mismas.

Tabla 2. Mismos cementos con las mismas características

Designación Unidad Molino vertical de rodillos Molino de bolas
Separador - LSKS -
Finura según Blaine cm2/g 4.258 4.095
Consistencia estándar % 28 28,5
Comienzo del fraguado min min 130 130
Fuerza de compresión (w/c=0,5)
2 días
7 días
28 días


MPa

29,8
38,9
57,1

29,9
38,6
54,1
Consumo especifico de energía (medido en el eje) kW/h 28,6 39,7

Esto demuestra que el cemento producido en un molino de bolas y en un molino vertical de rodillos puede tener las mismas características y cualidades cuando lo requieran los mercados locales, en particular en cuanto a demanda de agua de la pasta de cemento, tiempos de fraguado, resistencias iniciales y evolución de resistencia en los morteros.

Hoy en día, de los 260 molinos Loesche vendidos en el mundo, 185 se utilizan para la molienda de productos de cemento. A nivel regional, el porcentaje más alto se encuentra en el este de Asia y en Europa y América que también cuenta con un número significativo de máquinas. También es significativo que el 60% de estos molinos se utilizan para moler más de un tipo de producto, y aprox. el 40% es utilizado para la molienda de más de tres productos. Ciertamente, hoy este sistema de molienda es el más flexible.

Comentarios   

 
0 #4 jorge peña 29-01-2017 03:14
quisiera saber que otro tipo de material o liquido se le podria añadir a la cama que se hace con el clinker en el molino, ya que el molino de nuestra planta consume para esta cama 3100 lts de agua.
Citar
 
 
0 #3 jorge pena 22-05-2016 18:07
trabajo en una planta cementera y el gasto de agua en la cama del Molino vertical en la produccion de cemento se me hace demasiada alta, 3100 litros por hora con una produccion de 140 ton/hr, habra algun material que supla a el agua?
Citar
 
 
0 #2 Rodrigo 07-03-2016 21:10
Cuales son las soluciones cuando el clinker de alimentación en un OPC es fino cerca de 20% sobre la malla de 20 mm, ya que la cama de molienda es muy baja , aumenta el consumo de agua en la mesa
Citar
 
 
+1 #1 enrique nates 20-05-2014 21:49
Muy interesante. Es mucha la diferencia en costos tanto de compra como de mantenimiento?
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

suscribir cabecerarocasminerales revista

suscribir reciclaje revista

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Aviso Legal sobre el uso de cookies

Las cookies son ficheros enviados a un navegador por medio de un servidor web para registrar algunas actividades del usuario en el sitio web. Las cookies que empleamos cuando visita este sitio web no le reconocen personalmente ni afectan a su dispositivo de ningún modo.

Las cookies nos permiten varias funciones que nos ayudan tanto a nosotros como a los usuarios:

Análisis: de forma anónima conocemos que páginas se visitan dentro de la web, cuantos usuarios lo visitan, de dónde vienen, el tiempo de cada visita,... Estos datos son muy importantes para que podamos mejorar.
Control de Sesión: nos permite recordar sus sesiones para que no se tenga que darse de alta cada vez que accede al uso de la web. También permite que se puedan realizar compras “online”.
Publicidad: nos permite conocer datos sobre las veces que se pulsan los banners, y otros datos relevantes sobre los anuncios. Siempre son datos anónimos.

Para activar/desactivar las cookies tendrá que hacerlo a través de su navegador de Internet.
Dependiendo del navegador se realizará de un modo diferente, no obstante, en la mayoría de los casos se encuentra dentro de la sección de Herramientas / Privacidad.

Aviso Legal

Aviso Legal | Mapa Web | Contacto | Web propiedad de Fueyo Editores