Menu

logo nano

Imprimir

Economía circular para los RCD

Escrito por Fueyo Editores en . Publicado en : Artículos / Reciclaje

Áridos recicladosLos Residuos de Construcción y Demolición RCD, por su gran volumen de producción, impacto en el medio y facilidad de reciclaje, representan en 2016 uno de los cinco sectores prioritarios del plan de acción de la Unión Europea para la Economía Circular.

Información de Fueyo Editores
Artículo de Jose Ignacio Tertre Torán, Presidente de RCD Asociación

El plan de acción contempla 50 acciones clave y 4 propuestas legislativas referidas principalmente a las modificaciones en la directiva de residuos que los Estados Miembros deberán incorporar a sus legislaciones. En España, el programa Marco de Residuos PEMAR 2016-2020 incorpora los objetivos de las orientaciones comunitarias de la política de residuos que tratan de convertir a Europa en una sociedad eficiente en el uso de los recursos, produciendo menos residuos, y utilizando como recursos los que no pueden ser evitados.

Se sustituye una economía lineal basada en producir, consumir y tirar, por la economía circular en la que se reincorporan al proceso productivo una y otra vez los materiales que contienen los residuos para la producción de nuevos productos como materias primas. En este planteamiento, el reciclaje o la valorización de los RCD juegan un papel primordial, todavía con muchos retos a superar en España.

El plan plantea como objetivos la reparación, reutilización y reciclaje, proveer a los consumidores de la información necesaria sobre el impacto de los productos consumidos, establecer criterios de Contratación pública Verde, y expectativas derivadas del concepto de economía circular que tendrá importantes ahorros de recursos, inversiones económicas, creación de puestos de trabajo en el sector de residuos, apertura de los mercados para incrementar el uso de materias primas secundarias, mejora del medioambiente, etc.

La conferencia de Róterdam de enero de 2016 sobre economía circular (Países Bajos ostenta en el primer semestre de 2016 la presidencia de la UE) se desarrolló a partir de las experiencias y contribuciones que expusieron organizaciones y empresas invitadas de los diferentes sectores de residuos. Estas trataron de sintetizar en sus ponencias y exposiciones las acciones claves que deberán trasladarse a la redacción de las políticas efectivas y medidas legislativas concretas.

RCD Asociación, junto con la asociación italiana AMPAR, fueron las invitadas por la organización para exponer la problemática y acciones necesarias del sector de los RCD para el cumplimiento de los objetivos 2020 y de economía circular. España presentó el análisis del sector en varias sentencias y propuestas de mejora que fueron realizadas y reivindicadas con la colaboración de los gestores autorizados. Como principales problemas en España se encuentra una gestión del 40% de los RCD depositados en el medio o en el paisaje de manera ilegal, con gran parte del 60% restante controlado que termina ante la falta de demanda depositado finalmente en vertedero, que se contemplan como “rellenos” en muchas CC.AA, prácticas ilegales que no pueden nunca calificarse como una valorización, con un precio de gestión de RCD muy bajo para su correcta gestión al existir un mercado ilegal muy barato, con la mayoría de los ayuntamientos en España que no cumple o no ha incorporado a sus ordenanzas la legislación básica del Estado en materia de residuos de construcción y demolición, y con los ayuntamientos y las CCAA, responsables del control y sanción de la producción y gestión de residuos con que apenas tienen recursos humanos y técnicos para realizar dicha labor.

Como propuestas de mejora para lograr el 70% de valorización, se presentaron medidas como la necesidad de un cumplimiento legislativo efectivo para terminar con las prácticas ilegales, el aumento del precio del vertido como fomento al reciclaje, favorecer el consumo de áridos reciclados en los procesos productivos y en obra, y la necesidad de un compromiso de los organismos oficiales encargados de la gestión, imponiendo fuertes sanciones al vertido ilegal, la obligatoriedad de utilización de reciclado en porcentaje en todas las obras públicas, y favorecer los acuerdos sectoriales para su comercialización.

RCD Asociación solicitó también incorporar a las legislaciones en curso las definiciones de “relleno”, entendiendo que únicamente se pueda rellenar con tierras limpias de excavación sin ningún rCd mezclado y con materiales reciclados para ese uso procedentes de Gestores autorizados, armonizar unas estadísticas fiables a nivel de las CCaa, y articular mecanismos eficientes de verdadero cumplimiento normativo que no debería pasar únicamente por el filtro de una administración pública sino con la colaboración directa de las asociaciones empresariales implicadas.

Las conclusiones del congreso de Róterdam de Economía Circular se han publicado recientemente y son la base de desarrollo de políticas de la UE:

1- los precios de Gestión de RCD deben reflejar el costo real de toda la cadena de valor.

2- los gobiernos deben implementar adquisiciones con el criterio de economía circular para crear un efecto de tirón en la demanda del mercado.

3- Sin incentivos a los cambios de conducta para contrataciones verdes no se cierra el ciclo de Economía Circular.

4- Adopción de políticas de contratación pública para PYMES en desarrollo de la economía circular.

En España, el programa Marco de residuos derivado de la directiva Europea (PEMAR) incorpora importantes novedades a la ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados como son la incorporación de los conceptos de subproducto y de fin de la condición de residuo para el fortalecimiento del mercado del reciclado, el establecimiento de un registro único de producción y gestión de residuos y la previsión de la transmisión de la información por vía electrónica para mejorar la información disponible, la transparencia y la trazabilidad en la gestión de los residuos, el establecimiento de un marco legal común para la aplicación de la responsabilidad ampliada del productor, y el refuerzo de la coordinación entre las administraciones públicas mediante la creación la Comisión de coordinación en materia de residuos.

El capítulo dedicado a RCD recoge en la legislación y objetivos vigentes con el repaso al real decreto 105/2008, indicando que constituye el instrumento legislativo de la política española sobre RCD reiterando la obligación del productor de incluir un Estudio de Gestión de residuos, y del poseedor de presentar un plan de Gestión para la aplicación del mencionado estudio, asegurando la correcta gestión, aplicando el principio de jerarquía de la ley 22/2011 de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, contribuyendo de esta forma al desarrollo sostenible del sector de la construcción.

El PEMAR comenta la “Orden Ministerial sobre valorización de materiales naturales excavados cuando se destinen a obras distintas a aquélla en la que se generaron” en la que se establecen los requisitos que deben cumplir los materiales naturales excavados en sustitución de otros materiales naturales en otras obras de construcción y en operaciones de relleno (backfilling). Esta OM fue objeto de fuertes alegaciones documentadas por RCDA, ya que en ningún caso las tierras y piedras limpias de excavación deberían mezclarse con RCD.

El PEMAR refiere también la aprobación de una comunicación específica de la UE sobre las “oportunidades para un uso más eficiente de los recursos en el sector de la construcción”, a fin de fomentar una utilización más eficiente de los recursos naturales disponibles y la prevención y valorización de los RCD. Esta Comunicación se basa en establecer un marco común de “indicadores clave”, que serán desarrollados por la Comisión en un plazo de 2 años; siendo utilizados para evaluar el comportamiento ambiental de los edificios durante todo su ciclo de vida, permitiendo de esta manera la comparación entre edificios.

Para el flujo de residuos de RCD se deben estudiar como mínimo los ámbitos de la planificación de la demolición, la gestión de RCD, el contenido reciclado en los materiales de construcción, la posibilidad de reciclado y reutilización de los materiales y productos de construcción, y la durabilidad de los materiales de construcción.

La Comisión quiere promover el intercambio de mejores prácticas que reduzcan el número de RCD destinado a operaciones de relleno y al depósito de vertederos, bien mediante un aumento de tasas, o bien mediante medidas reguladoras. que se integren los costes ambientales externos en el precio de los materiales vírgenes para productos de construcción a fin de estimular una mayor utilización de materias primas secundarias, si procede, y se examinarán distintas medidas para garantizar que los materiales reciclados cumplan los requisitos de calidad y seguridad necesarios, a través de la normalización y certificación.

El PEMAR establece un acuerdo Marco Sectorial para impulsar la utilización de áridos reciclados en obras de construcción, que impulsará las medidas previstas en los apartados anteriores, a través de la introducción de criterios en la Contratación pública Verde que incluyan porcentajes mínimos de uso de material reciclado en obra pública, así como en obras privadas. En este acuerdo podrán participar los siguientes departamentos de la administración General del Estado: Ministerio de Fomento, Ministerio de industria, Energía y turismo (MINETUR), Ministerio de agricultura, alimentación y Medio ambiente (MAGRAMA), en colaboración con otras autoridades competentes autonómicas y locales, con las asociaciones empresariales sectoriales y constructoras para promover el uso del árido reciclado.

Como objetivos cuantitativos específicos sobre RCD para los años 2016, 2018 y 2020, se proponen porcentajes para reutilización y reciclado del 60, 65, y 70%, y para tierras limpias para obras de tierra, restauración y relleno, 75, 85, y 90%.

Para la consecución de los objetivos del PEMAR se proponen una serie de orientaciones como impulsar la demolición selectiva con vistas a la reutilización, tanto en el Estudio de Gestión de RCD de los productores (promotores) como en el plan de Gestión de los RCD de los poseedores (constructores), aplicando el principio de jerarquía de residuos, así como evaluar el ciclo de vida de los RCD no peligrosos, revisar el real decreto 105/2008, en lo relativo a la separación en origen de los RCD por tipo de materiales a fin de adecuar a la coyuntura actual las fracciones que se han de separar y las fracciones de residuos a partir de las cuales se debe realizar dicha separación, Fomentar el desarrollo de técnicas y prácticas de separación in situ de residuos de construcción y demolición de manera que se incremente la posibilidad de producir áridos reciclados que cumplan con las normas y reglamentación específica para cada uso concreto, fomentar el desarrollo de tecnologías mediante proyectos de i+d+i, enfocados a la transformación de los RCD en materiales reciclados de alta calidad, y promocionar la utilización de los materiales procedentes del reciclado de los RCD no peligrosos en las obras públicas, tales como obras de tierra, de capas estructurales (subbases de carretera, capa de forma y subbalasto en obras de ferrocarril), así como la fabricación de hormigones, siempre y cuando se garantice que los materiales reciclados cumplan los requisitos de calidad y prescripciones de la normativa vigente en cada caso.

Se fomentará que en los pliegos de prescripciones técnicas de las obras se incluyan condiciones tendentes a facilitar el empleo de los materiales reciclados antes mencionados en sustitución de los materiales naturales. Esta medida la llevará a cabo el MAGRAMA, en colaboración con otros departamentos de la administración General del Estado, con las autoridades competentes autonómicas y locales, con las asociaciones empresariales sectoriales, colegios profesionales y agentes sociales, se fomentará la aplicación de sistemas de tarifas de admisión de RCD en vertederos que incentiven la prevención y reciclaje de los RCD.

Como objetivos cualitativos para incrementar la calidad del material tratado:

Establecer la recogida separada de los distintos materiales que integran los residuos generados en las obras, establecer criterios ambientales para el uso de otros materiales procedentes del tratamiento de RCD no peligrosos para rellenos y restauraciones, establecer los criterios en la contratación pública que incluyan porcentajes mínimos de uso de material reciclado en obra pública, así como en obras privadas.

Así se propone la inclusión, siempre que sea posible, en los proyectos de construcción de obra pública de un porcentaje mínimo del 5% de áridos reciclados. igualmente se aplicará este porcentaje del 5%, siempre que sea posible, en la obra privada.

Aunque suene a nuevo el concepto de economía Circular, en España hace más de quince años que se han utilizado áridos reciclados, no sólo como zahorras y gravas para bases y subbases de carreteras o drenajes, sino en múltiples aplicaciones desde morteros a cubiertas ecológicas o utilización en hormigones en masa y estructurales.

El factor determinante que hizo posible que comenzasen en España a realizarse obras y actuaciones con hormigones reciclados fue la publicación del anejo 19 de la EHE 2008 en el cual se establecieron las recomendaciones oportunas tanto para los áridos reciclados como para los hormigones reciclados. Entre las realizaciones que acompañaron la redacción de la instrucción cabe destacar el proyecto estructural “tato 14” (Fernando Navarro & ignacio Tertre), el puente atirantado entre Manises y Paterna en Valencia (Pilar Alaejos CEDEX), o los prefabricados de hormigón como los de Arids Perez Gpd.

A estas experiencias de aplicación se añadieron multitud de realizaciones entre los años 2008 a 2010, con el desarrollo del proyecto “Guía Española de aridos reciclados”, entre otras, realizaciones con áridos reciclados como material tratado con ligantes hidráulicos en firmes y explanaciones, en prefabricados, en hormigón y en hormigones compactados con rodillo.

suscribir cabecerarocasminerales revista

suscribir reciclaje revista

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Aviso Legal sobre el uso de cookies

Las cookies son ficheros enviados a un navegador por medio de un servidor web para registrar algunas actividades del usuario en el sitio web. Las cookies que empleamos cuando visita este sitio web no le reconocen personalmente ni afectan a su dispositivo de ningún modo.

Las cookies nos permiten varias funciones que nos ayudan tanto a nosotros como a los usuarios:

Análisis: de forma anónima conocemos que páginas se visitan dentro de la web, cuantos usuarios lo visitan, de dónde vienen, el tiempo de cada visita,... Estos datos son muy importantes para que podamos mejorar.
Control de Sesión: nos permite recordar sus sesiones para que no se tenga que darse de alta cada vez que accede al uso de la web. También permite que se puedan realizar compras “online”.
Publicidad: nos permite conocer datos sobre las veces que se pulsan los banners, y otros datos relevantes sobre los anuncios. Siempre son datos anónimos.

Para activar/desactivar las cookies tendrá que hacerlo a través de su navegador de Internet.
Dependiendo del navegador se realizará de un modo diferente, no obstante, en la mayoría de los casos se encuentra dentro de la sección de Herramientas / Privacidad.

Aviso Legal

Aviso Legal | Mapa Web | Contacto | Web propiedad de Fueyo Editores